MI PRIMERA BODA EN EL CAMPO

Y con un café en mi mesa os cuento que, ¡no me pudo gustar más!
Que unos “casi gallegos” viajen hasta Segovia, y que en pleno campo, aparezca un sitio tan espectacular como el lugar donde estuvimos este fin de semana, no tiene precio.
Sabíamos que iba a ser una boda muy especial porque los novios lo son. Tienen una sensibilidad para los detalles, las pequeñas cosas, eso que marca la diferencia y así fue.
En el fondo, tu vas a acompañarlos, a que se sientan arropados queridos por el entorno que ellos han elegido… pero luego lo pasas, tan bien, y es todo, tan bonito que sabes que tardaras en olvidar lo vivido allí.
Para empezar, casi no faltaba nadie de mi familia, y somos muchos y siempre que nos juntamos la armamos buena. Y luego el sitio  Finca Aldeallana. ¡Increíble!

Sigue leyendo MI PRIMERA BODA EN EL CAMPO